Breaking News

Principales cuidados de los niños en verano

El cuidado de los niños en verano


Como cuidar correctamente a un niño en verano


El verano es una oportunidad extraordinaria para que los padres disfruten de sus hijos con juegos en el agua y en la arena de la playa. Pero las altas temperaturas pueden afectar a los más pequeños y provocarles trastornos por el calor. La Academia Americana de Pediatría (AAP) propone a los padres una guía de consejos para que los niños vivan el verano de la forma más saludable.

Cuidar un niño frente al Sol


El cuidado de tu hijo frente al sol
Los bebés menores de seis meses de edad deben mantenerse fuera de la luz directa del sol. Sienta al bebé en la sombra, bajo un árbol, o cúbrelo con una sombrilla o la capota del coche.
Intenta mantener al bebé fuera del sol entre las 10:00 y las 16:00 horas, que es cuando las
A partir de los seis meses de edad, se deberán usar filtros solares de protección 15 o superior. El filtro debe distribuirse por todo el cuerpo del bebé -incluidas la cara y las orejas-, media hora antes de exponerle al sol. Se deberá reponer cada dos horas o cada vez que el niño se moje.
Aplícale protección solar incluso en días nublados.
Viste al bebé con ropa ligera, cubriéndole los brazos y las piernas, y con gorro.
radiaciones son más fuertes.

Cuidado de un niño en la Piscina


Cuidado con los niños en la piscina
Los niños no están preparados para las lecciones de natación hasta después de cumplir los cuatro años. Los programas de natación para niños menores de esta edad nunca deben interpretarse como una garantía frente al ahogamiento.
Nunca dejes al niño sólo en la piscina o cerca de ella ni por un instante.
La piscina debe disponer de una valla de suficiente altura, que impida el paso de los más pequeños.Asegúrate de que las puertas de acceso a la piscina se cierran por sí solas y no pueden ser abiertas por los niños.
Las instalaciones del recinto deben contar con un equipo de rescate y un teléfono cercano.
Evita el uso de flotadores en sustitución de los chalecos salvavidas como método de rescate, porque proporcionan una falsa seguridad y nunca ofrecen las mismas garantías que los chalecos.


Picaduras de insectos en niños


Cuidado con las picaduras de insectos en niños
Las lociones insecticidas deben ser usadas con prudencia: se aplica poca cantidad y se repite la aplicación cada 4 ó 5 horas, ya que el uso reiterado puede provocar cierta toxicidad.
Hay que tener cuidado con las sustancias químicas de estas lociones, porque pueden causar daños en la piel.
Es importante incorporar estos productos al botiquín familiar, pero siempre fuera del alcance de los niños.
Evita visitar con el niño las áreas donde los insectos pueden anidar o congregarse como las comidas sin cubrir, los pantanos y los jardines con vegetación en periodo de floración.
No utilices jabones o perfumes fuertes para asear a tu hijo.
No vistas al niño con ropa de colores claros o floreada.
En los lugares cerrados, utiliza los ambientadores contra insectos para prevenir al bebé de las posibles picaduras.

Mordeduras de perro en los niños


Si piensas comprar una mascota, espera a que el niño crezca los suficiente para que lo cuide y juegue con él sin peligro, normalmente a los cinco o seis años.
Nunca dejes a tu hijo sólo con un perro.
Enseña a tu hijo algunas precauciones de seguridad básicas para tratar a los perros fuera de casa, para que aprenda a no temerlos y a no acercarse a perros desconocidos.
Instruye a tu hijo para que permanezca quieto cuando un perro extraño se aproxima. Dile que no corra, tiemble o haga gestos de estar asustado. El niño debe hacer frente al perro y darse la vuelta despacio hasta que lo tenga fuera de su alcance.
En caso de mordedura, contacta con tu pediatra tan pronto como tu hijo haya recibido el mordisco de un animal que le haya rasgado la piel, no importa lo mínima que sea la herida. El médico necesitará comprobar si tu hijo está adecuadamente inmunizado frente al tétanos.

 Cuidados de los niños en los parques de juegos

Los cuidados de los niños en los parques infantiles

Los toboganes deben estar hechos de materiales como goma, plástico o tela. Asegúrate de que tu hijo
está fuera del alcance de objetos que le puedan pinchar o hacer daño en el cuerpo.
Comprueba que los bordes metálicos de los toboganes no estén calientes para prevenir que los niños se quemen. Los padres nunca deben permitir a los niños usar trampolines no homologados.

Campamentos de verano para niños


Todos los campamentos deben redactar un protocolo sanitario y cumplir unas medidas sanitarias aprobadas por un especialista con conocimientos en salud infantil, preferiblemente un pediatra.
Todos los acampados deben haber pasado una revisión médica en el último año. Los niños acampados con historiales médicos clínicamente significativos por necesidad de recibir cuidados asistenciales -asma, operaciones recientes, diabetes…- deben pasar un examen antes de los seis meses previos. Antes del primer día del campamento, los padres deben proveer de información a los organizadores del campamento sobre cualquier problema de salud y medicación de su hijo.
Los organizadores de los campamentos deben hacerse responsables de explicar a los padres los programas y los servicios de salud disponibles en el campamento.
Los padres deben ser conscientes de los requerimientos médicos de la admisión a la hora de matricular a su hijo.
Los niños deben tener asegurada la asistencia médica de urgencia. Además, si existe una complicación crónica previa, como diabetes, el niño debe tener a mano los datos de su especialista, como el nombre, el teléfono y el número de fax. La fecha de la última revisión médica también debe ser anotada.

Los viajes y los niños


Viajes y niños. Sus cuidados.
Usa siempre una silla para que el niño viaje en coche.
Ata bien la silla de los niños y el cinturón que le sostiene.
Colócalo en el asiento trasero. Es el lugar más seguro en el vehículo, porque resulta ser el menos dañado en caso de colisión frontal -la más común de ellas-.
Mantén a tu alcance agua, un botiquín de primeros auxilios y cualquier medicina que tu hijo tome.
Los niños que viajan solos deben llevar consigo una copia de su información médica.

Equipaje de verano si viajas con niños


Nunca olvides los pañales, el chupete y su juguete favorito. Lleva siempre un biberón de agua, una sombrilla, una silla para la playa y un traje de baño de repuesto.
En el botiquín, incluye el termómetro, suero fisiológico, mercromina, alcohol o agua oxigenada, tiritas, vendas y algodón y un analgésico.
Designed By Published.. Blogger Templates