Breaking News

¿Existe vida más allá de la tierra?

¿Existe vida más allá de la vía láctea?

Hoy un amigo nos manda un complicado artículos sobre la existencia de seres extraterrestres... sus realidades y sus paranoias...

Os lo traslado debido que dice que esto le interesa a mucha gente... aunque no se yo ... 
Acepto todo tipo de comentarios al respecto ... aunque  el trabajo merece un respeto...

Paranoias sobre la existencia de extraterrestres y mundos alternativos


Cuando se inicia nuestra vida cósmica en el mundo de Regeneración, que es la nueva Era que está por llegar al planeta Tierra, nos damos cuenta que nuestra acción se dirige muchas veces hacia otros mundos y toma contacto con las humanidades que lo habitan. Esta realidad nos da el conocimiento de que no estamos solos en el Cosmos.
Pero ahora y aquí, en esta exigencia física que tenemos en este mundo de Expiación y Prueba, si razonamos la Ley de Evolución y Prueba, también llegaremos a la conclusión de que el Universo está habitado por Seres humanos parecidos a nosotros, hermanos nuestros y que, por lo tanto, no estamos solos en el Cosmos.
Sabemos que el espacio, el Universo, está lleno de miles de millones de mundos, estrellas, planetas, astros, la mayoría de los cuales son varias veces mayores que nuestra Tierra y que todos están constituidos por los mismos elementos químicos que configuran nuestro planeta. Al razonar este conocimiento resulta difícil admitir que únicamente existe vida en nuestro mundo y que todos los demás no contengan vida.
Tenemos unas referencias que nos servirán para razonar la Ley de Evolución: Conocemos cómo era el hombre primitivo y que nivel de inteligencia tenía. Sabemos en qué estado moral y de conocimiento se encontraba el hombre de los tiempos bíblicos, el hombre de la Edad Media y el del siglo pasado y podemos apreciar el nivel del hombre actual. Estas comparaciones enseñan que se ha producido un proceso gradual de evolución en el campo del conocimiento y en el campo del sentimiento, en la naturaleza intelectiva y en la naturaleza sensitiva del Ser. En Jesús tenemos la referencia de cómo es y qué nivel tiene un Ser Crístico, un Ser llegado a la cima de la Perfección y Sabiduría.
Esta escala gradual de niveles de perfección y conocimiento, cada vez mayores, que empieza por el hombre primitivo que ha salido del Seno Divino vacío de conocimiento y termina en el Ser que ha llegado a los últimos planos crísticos de absoluta perfección y total sabiduría y pureza, nos enseña que
el Ser no puede salvar fácilmente, ni con rapidez, esta enorme diferencia de nivel, sino que debe llegar al nivel superior después de gran esfuerzo y constante trabajo en conocer, aprender y dominar. Este trabajo se realiza en diferentes lugares de estudio, en cada uno de los cuales, el Ser humano adquiere los conocimientos contenidos en este lugar, y una vez que haya conocido y asimilado todo lo que se puede aprender de él, es conducido a otro lugar del nivel evolutivo inmediato superior y así, gradualmente, termina por llegar al fin de su trabajo evolutivo.
Estos diferentes lugares de estudio son los mundos cósmicos, los planetas, las estrellas, que la Ley de Evolución y Progreso los ha clasificado en:
Mundos Primarios.
Mundos de Expiación y Prueba.
Mundos de Regeneración.
Mundos de Sabiduría.
Mundos de Luz.
Mundos de Pureza.
Mundos Crísticos.
El trabajo de conocer, aprender y ejercitar, todo lo que contiene cada uno de estos mundos, se realiza en múltiples etapas evolutivas dentro de él, que contienen y gradualmente proporcionan, conocimientos que van ampliándose, de etapa en etapa, hasta llegar a la última que conecta con la primera etapa evolutiva del mundo superior.
Esta realidad cósmica, que podemos deducir por el análisis de la ley de Evolución y Progreso, nos demuestra el objetivo que el Amor de Dios ha puesto en su Creación y nos da una imagen mucho más amplia y un sentido más comprensible de la Creación. 
Esta imagen nos hace decir: Todos los mundos, estrellas, planetas, del Cosmos, están habitados por Seres humanos, encarnados unos y desencarnados otros. 
Todos los mundos, toda la Creación, ha sido hecha y concebida para el Ser humano, en función del Ser humano, que la utilizará para aprender y ejercitarse y convertirse, finalmente, en un Brazo Divino ejecutor de los impulsos del Creador.
Estas afirmaciones nos hacen ver que el Cosmos, la vida cósmica, es nuestra verdadera vida, el lugar natural de nuestro ser y existir. Son conceptos que ahora empezamos a vislumbrar y a intuir y que conoceremos y entenderemos a partir de nuestra nueva vida en el siguiente mundo de Regeneración.
En el Cosmos no estamos solos porque el Cosmos está repleto de vida humana. El conocimiento de esta realidad cósmica empieza en las últimas etapas evolutivas de los mundos de Expiación y Prueba y sirve para preparar al Ser humano que tendrá que pasar a la etapa primera del mundo de Regeneración, ya que con este conocimiento podrá actuar más fácilmente en el cumplimiento de su
misión.
Como hemos visto al tratar el tema de nuestra vida cósmica, en el mundo de Regeneración, el Ser humano realiza el trabajo de regenerar todas sus ideas, conceptos y creencias, apoyado por las condiciones ambientales que carecen por completo de vibraciones negativas y de fuerzas desorientadoras. La acción regeneradora tiene por objeto limpiar sus creencias de imágenes incorrectas, aquellas que se arrastraban del mundo anterior y que eran causa de inseguridades, dudas y desorientaciones y que debilitaban la propia creencia. Tiene el objetivo de destacar claramente la esencia real y verdadera de cada concepto para que proporcione la necesaria fuerza de convencimiento y seguridad. Tiene la acción de ordenar correctamente los argumentos de valor que apoyan y justifican una creencia para estar en condiciones de responder correctamente a todas las preguntas que puedan formularse sobre la creencia.
Estos trabajos llevan al Ser humano a una clarificación de sus creencias y conceptos al dar el valor justo y real a cada uno y a desestimar los conceptos equivocados o mal estructurados. Todas las ideas, conceptos y creencias correctas y verdaderas se irán reafirmando por la acción de regenerarlas al ser comparadas con las indicaciones de la Ley y de recibir su fuerza iluminadora.
El paso siguiente que dará el Ser humano será el de trabajar, actuar y manifestarse en total concordancia con los conceptos y creencias regeneradas. Esta identificación con el nuevo estado evolutivo le abrirá a la captación de nuevos conceptos de nivel superior.
Una vez conocido y dominado todo cuanto puede aprenderse en este lugar de estudio que es el mundo de Regeneración, el Ser humano puede dejar su última envoltura física y prepararse para el siguiente grado superior de estudio, que es el mundo de la Sabiduría.
En los mundos de Sabiduría la Ley de la Reencarnación ya no tiene efecto, su acción finaliza en los últimos planos evolutivos de los mundos de Regeneración. El Ser humano que debe vivir en los mundos de Sabiduría tomará una energía de los depósitos energéticos cósmicos y, condensándola, se vestirá esta energía en forma de cuerpo tenue y sutil, sin órganos físicos, para ser utilizado únicamente como vehículo de expresión física de sus trabajos de estudio y de ejercitación. La energía cósmica, haciendo el papel de alimento, mantendrá el tono energético necesario para que pueda actuar en los planos físicos de experimentación.
La vida del Ser humano en el mundo de Sabiduría tiene por objeto proporcionarle los últimos elementos portadores de conocimiento y relacionarlos con el conocimiento potencial contenido en el gérmen interno del Alma. Esta acción proporciona a la conciencia espiritual superior la obtención y grabación de la sabiduría máxima, total y absoluta que debe tener el Ser humano.
En los mundos de Luz el Ser humano tendrá como trabajo el de iluminar su sabiduría con la armonía de la Obra Divina y ejercitar y practicar esta Sabiduría-Luz en los mundos de Regeneración y de Expiación y Prueba. Esta práctica es de vital importancia porque estos Seres portadores de la Luz tienen por misión la de formular las características de las encarnaciones y controlar su desarrollo. Son los Espíritus de Luz y los guías de determinadas misiones.
En los mundos de Pureza el Ser humano purificará su Sabiduría-Luz al unirse por completo con la Energía-Amor de Dios. Los objetivos de los mundos de Pureza son los de sublimar la Sabiduría-Luz para convertir al Ser humano en un impulsor-ejecutor de las Leyes Divinas, en un divulgador-aclarador de las verdades anunciadas por el Espíritu de Verdad a los hombres. Son los Espíritus de Pureza que colaboran en misiones trascendentes como la de Jesús.
En los mundos crísticos el Ser humano se identifica plenamente con la Energía-Amor de Dios y se convierte en un Hijo de Dios actuante y finalmente en Brazo Divino. 
El Ser humano ha culminado su evolución y el Cosmos ha sido su lugar de trabajo, de ejercitación y de vida.


Designed By Published.. Blogger Templates